Advertencia de la ciencia a la humanidad

La Tierra, nuestro planeta
 

Más de 15 mil científicos de todo el mundo publicaron una advertencia a la humanidad.

La Alianza Global de Científicos, organización independiente de todo gobierno y corporación, hizo público el documento que enumera los problemas ambientales que nos amenazan y los cambios necesarios para salvar la Tierra. La idea de esta advertencia global tiene su origen en un documento similar escrito hace 25 años, en 1992, que fuera respaldado por 1,700 científicos, incluida la mayoría de premios nóbel. En aquel entonces, se advirtió sobre la destrucción ambiental, la necesidad de un cambio radical en nuestra relación con el planeta Tierra y la vida que contiene: “a fin de evitar una inmensa cantidad de miseria humana”, afirmaba el manifiesto.

William Ripple, experto en sistemas ecológicos de la Universidad de Oregon, comparó la información de la primera advertencia con los datos que se han recolectado sobre diferentes problemas ambientales durante el último cuarto de siglo. Con el objetivo de llamar la atención del público general redactó la segunda advertencia, respaldada por 15,364 científicos de 184 países.

Ripple descubrió tendencias negativas:

  • Disminución en la disponibilidad de agua potable
  • Sector pesquero insostenible
  • Zonas muertas en el océano
  • Pérdidas forestales
  • Mengua de biodiversidad
  • Explosión demográfica

Por otro lado, uno de los problemas de nuestro planeta en los 80s y 90s ha sido casi solucionado: la destrucción de la capa de ozono. “Las tendencias son alarmantes”, dijo Ripple, “pero el caso de la capa de ozono demuestra que la humanidad también puede tomar medidas necesarias”. “Desde 1992, las emisiones de carbono han aumentado 62%”, continuó, “y las temperaturas globales promedio reflejan eso. Además, desde 1992 la población mundial ha aumentado en dos mil millones, o sea un 35%”. A pesar de ello, también se refirió a la disminución general de las tasas de natalidad en países desarrollados aunque todavía pasarán varias décadas antes de que repercuta a nivel mundial.

Más que el crecimiento poblacional, más que el número de personas, el factor más peligroso es el crecimiento de nuestra huella ecológica, el consumismo cada vez más desenfrenado en todo el mundo que cuesta tanto para el ambiente. La clase media mundial está creciendo de forma acelerada; por un lado son buenas noticias que tantos salgan de la pobreza pero, desde la perspectiva ecológica, es muy grave. La clase media es el punto en que los individuos aumentan su huella ecológica potencialmente: adquieren automóviles, aparatos electrónicos, comen más carne y realizan más viajes.

Casi todos nuestros problemas ambientales pueden ser arreglados si la gente los enfrenta, los gobiernos luchan contra ellos y las corporaciones hacen lo posible para ayudar. Hay un problema, sin embargo, hacia el que nos encaminamos y que no tiene solución: la pérdida proyectada de entre 50 y 75% de las especies de nuestro planeta.

 

Traducción y comentario: IIEH

Fuentes:

Advertencia de los científicos del mundo a la humanidad: Segunda nota

Más de 15 mil científicos de 184 países lanzan “advertencia a la humanidad”