Noticias

Tren con rumbo hacia RioCentro, donde se celebra Río+20

Ha terminado el primer día de Río+20, la cumbre de la Tierra que oficialmente se llama Conferencia de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y cuyo borrador tiene el lema de “El futuro que queremos”. Más de 130 líderes de todo el mundo y alrededor de 50 mil delegados están reunidos en Río de Janeiro, Brasil, para firmar acuerdos políticos sobre energía sostenible y, en un marco de “economía verde”, disminuir la miseria en el mundo. A diferencia de la Cumbre de la Tierra de Río, realizada en 1992, que disfrutó del consenso de los participantes y logró los acuerdos que después se convertirían en el Protocolo de Kioto, esta conferencia presenta grandes divergencias y dos bandos opuestos por naturaleza.

Bacteriófagos en la pared celular de una bacteria

Uno de los cambios de paradigma en la ciencia actual es que no somos tan solo individuos sino comunidades. Estudios de microbiología han establecido que en nuestro cuerpo habitan unas diez mil especies de microbios, trillones de microorganismos individuales, infectados a su vez por un número astronómico de virus. Estamos llenos de bacterias y nuestras bacterias están llenas de virus. El microbioma humano, también llamado microbiota, consiste en bacterias, hongos y arqueas que habitan las varias capas de la piel, la boca, el sistema digestivo, la vagina y las conjuntivas. La inmensa mayoría de ellos son inofensivos y muchos son necesarios en procesos vitales, como la digestión, y han evolucionado con nosotros.

 

Las plantas, sus sentidos y la mecánica cuántica

 Desde hace algunas décadas se comprobó que las plantas cuentan con sentidos que les permiten interactuar con el mundo de una manera comparable a la del ser humano, aunque no cuenten con las herramientas que asociamos a los sentidos. Por ejemplo, las plantas pueden oler: si colocamos una fruta madura junto a una verde, la fruta verde madurará más rápido. La fruta madura libera una feromona (el etileno) que es notada por las frutas a su alrededor y a su vez provoca una respuesta. Se sabe también que las plantas tienen una forma básica de comunicación entre ellas, que pueden ver y sentir, que tienen varios tipos de memoria e incluso se ha hablado de que pueden oír. Aunque la creencia popular de que las plantas disfrutan de la música ha sido desmentida, estudios recientes sobre la bioacústica de las plantas han comenzado a desentrañar cómo funciona su percepción de sonidos y vibraciones.

Multitud de gente protestando

El gobierno de Japón aprobó el sábado 16 la reanudación de las operaciones en dos reactores, a pesar de la oposición masiva de la opinión pública. Son los primeros en reactivarse después de seis semanas sin energía nuclear en ese país, que la había usado ininterrumpidamente desde 1971.

Simulación de un agujero negro supermasivo destrozando una estrella

El observatorio espacial Galaxy Evolution Explorer, de la NASA, y el telescopio Pan-STARRS 1 en la cima de Haleakala, en Hawaii, fueron los primeros en identificar el efecto destructivo que tuvo un agujero negro supermasivo sobre una estrella. La NASA incluso utilizó la inquietante (y etimológicamente conflictiva) palabra “homicidio” para describir el evento. Esta clase de agujeros negros pesan entre millones y miles de millones de veces más que el Sol y ocupan el centro de la mayor parte de las galaxias.